Que… ¿que estoy pensando?

 

En cuestiones muy distintas. Me preocupa el tema de Cataluña, que es tan grave y tan desagradable, ya que se siente el odio y el rencor de los independentistas hacia el resto de los españoles… Un tema difícil que traerá consecuencias…

En el plano personal pienso en mi hijo pequeño, César, trabajador con ideas e iniciativa en el mundo de la imagen que está persiguiendo que SONY le pague unos trabajos que hizo adelantando él los presupuestos… Ha debido existir ahí algún malentendido…

También me preocupa el tráfico de carretera, el que tienen que hacer mis otros hijos diariamente y en concreto Lola – mi mujer- que acude desde hace decenas de años al INTA en donde dirige -creo que con mucho acierto y mucho trabajo- esa parcela del saber que se refiere al Espacio…

Silvia Vidal, la escaladora solitaria

También pienso en esa escaladora que lleva muchos años abriendo vías difíciles -y muy difíciles- en lugares perdidos de las montañas del mundo. Silvia Vidal, sobre quién querría hablar hoy en el espacio que me cede mi amigo el excelente Juanma Rodríguez (ponente muy cotizado del Futbol –como periodista podría adentrarse en muchos otros temas- en esa radio que cada día se escucha más: Es Radio de Libertad Digital… Pues bien… Silvia Vidal, siempre en solitario, se dedica a ir a zonas inaccesibles, en donde alguna avioneta la deja bajo esas paredes que quiere escalar (lo debe desear apasionadamente) y ella primero tiene que transportar sobre su hombros muchos fardos de 25 o 30 kilos (ella pesa 45) que contienen la comida para varias semanas, así como el equipamiento de escalada (cuerdas, clavijas vestimentas de abrigo, hamaca para pasar docenas de noche colgada del precipicio de cientos de metros) y tiene que hacerlo varios kilómetros montaña arriba, hasta donde empieza verdaderamente la escalada… El porteo de esas cargas constituye por sí solo un esfuerzo extraordinario… y la ocupó, en éste última experiencia, 36 días porteando y 17 días abriendo la ruta en la pared de la escalada, vivaqueando en la hamaca que se mece a 100, 300 o 500 metros de la base…

Esta ultima vez, su meritoria escalada ha sido en Alaska, en la cara oeste de Xanadu (Arrigech  Peaks) y  ella la ha titulado “Un paso más “y sube más 500 metros  verticales, con dificultades técnicas de A4 y 6ª…  ¡¡ Increíble !! …

No lleva ni radio ni teléfono, ni ningún apoyo exterior, tampoco GPS y además sorprende que aunque es conocida en los ámbitos de la escalada y del alpinismo… no goza de un especial prestigio…

El caso de Silvia Vidal es digno de darse a conocer, ya que ha abierto decenas de vías de escalada en importantes macizos montañosos de la Tierra. Debe tener algunos buenos patrocinadores, que pasan desapercibidos, lo mismo que ella… y yo pienso… y ello me interesa mucho más que las líneas o rutas de escalada que abre –normalmente en escalada artificial- en la hondura de su singular ser ¿Cuál son sus motivos? ¿De que huye? ¿Cuál es el motivo que la impele a enfrentarse… y superar tantas veces la tremenda soledad, la experiencia de ver el amanecer colgada de la vertiginosa hamaca, incómoda para dormir, cargando esos bultos imposibles…Y recuerdo aquella conclusión mía de humilde estudioso del alma “Solo con la razón no se puede penetrar  en el ámbito de lo transcendente”
¡¡  Adíos Silvia Vidal !!  Estoy seguro que alguna vez sabremos esos profundos secretos de tu vida inverosímil, llena de momentos extraordinarios, en la que la pasión por la aventura se esconde en el núcleo del alma… Silvia debe ser maestra en sensaciones… y ha ampliado su conciencia en múltiples veces, viendo al sol desaparecer cada día en los que ella ha rozado infinitos peligros…DSC02602P1010677Ref. Urriello 2016



DSCN2149

Pérez de Tudela en Peña Blanca. Pinares Llanos

Expedición a los Andes del Perú del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid

“La vida es un viaje –dijo Ortega- Y es en los viajes en donde se extrema la momentaneidad del encuentro con personas…y paisajes”
Ya hemos regresado de aquellos hondos caminos, atravesando el colosal Salcantay, una de las grandes montañas de los Andes, entre inmensos precipicios … Achupata, Soroy Cocha, Colpapampa… un recorrido extraordinario que llega al Machu Picchu, la ciudadela de los Incas, en lo alto del Urubamba… cimas, portillas y vertientes vertiginosas…
Las larga colas de cientos de personas se hacen cortas en el amanecer, ante las primeras terrazas reconstruidas, restauradas y puestas en limpio por los arqueólogos… que han visto en las ruinas de Vilcabamba -el renacer de la moda incaica- en la que gentes venidas de todos los continentes pueden contemplar y contar la experiencia, visión que nada se parece a las ruinas descuidadas que yo vi un amanecer de hace 50 años, sin gentes, colas, o guías -que te cuentan y no acaban…
Cuzco y sus increíbles monumentos, Sacsayhuaman, Ollantaytambo, Pucapucará… y para contraste de vivencias y ejercicios, nos adentramos en las aguas del Amazonas, el río más ancho de la Tierra, en donde se pescan con fácil manejo las temidas pirañas y en donde se ven numerosos individuos de la vida tropical entre ceibas y otros enormes árboles de la pluviselva amazónica.
Al final… Lima volverá a ser hospitalaria con estos estupendos expedicionarios que han sido los protagonistas de este viaje, en la que… guías, hoteles, comidas y paisajes, han estado a la altura deseada, colaborado… ¡¡ Gracias amigos !! Ignacio y Jaime, José Carlos, Miriam y Esteban, Lucía, Nieves, Gloria, Rosario, Pilar, Antonia, Ana, Gabriel, Mariano, Olaya, Marta y Marina, Luis y Domi, María Rosario, María Jesús, Raquel, Olga, Daniel… Todos en permanente movilidad, viendo y viviendo en la cultura de la amistad, siempre jovial, superando los avatares de una expedición con aventura…
Os recuerda y saluda César Pérez de Tudela



Expedición a los Andes del Perú del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid

“La vida es un viaje –dijo Ortega- Y es en los viajes en donde se extrema la momentaneidad del encuentro con personas…y paisajes”
Ya hemos regresado de aquellos hondos caminos, atravesando el colosal Salcantay, una de las grandes montañas de los Andes, entre inmensos precipicios … Achupata, Soroy Cocha, Colpapampa… un recorrido extraordinario que llega al Machu Picchu, la ciudadela de los Incas, en lo alto del Urubamba… cimas, portillas y vertientes vertiginosas…
Las larga colas de cientos de personas se hacen cortas en el amanecer, ante las primeras terrazas reconstruidas, restauradas y puestas en limpio por los arqueólogos… que han visto en las ruinas de Vilcabamba -el renacer de la moda incaica- en la que gentes venidas de todos los continentes pueden contemplar y contar la experiencia, visión que nada se parece a las ruinas descuidadas que yo vi un amanecer de hace 50 años, sin gentes, colas, o guías -que te cuentan y no acaban…
Cuzco y sus increíbles monumentos, Sacsayhuaman, Ollantaytambo, Pucapucará… y para contraste de vivencias y ejercicios, nos adentramos en las aguas del Amazonas, el río más ancho de la Tierra, en donde se pescan con fácil manejo las temidas pirañas y en donde se ven numerosos individuos de la vida tropical entre ceibas y otros enormes árboles de la pluviselva amazónica.
Al final… Lima volverá a ser hospitalaria con estos estupendos expedicionarios que han sido los protagonistas de este viaje, en la que… guías, hoteles, comidas y paisajes, han estado a la altura deseada, colaborado… ¡¡ Gracias amigos !! Ignacio y Jaime, José Carlos, Miriam y Esteban, Lucía, Nieves, Gloria, Rosario, Pilar, Antonia, Ana, Gabriel, Mariano, Olaya, Marta y Marina, Luis y Domi, María Rosario, María Jesús, Raquel, Olga, Daniel… Todos en permanente movilidad, viendo y viviendo en la cultura de la amistad, siempre jovial, superando los avatares de una expedición con aventura…
Os recuerda y saluda César Pérez de Tudela
cesar-parez-de-tudela



00-017De la Física y la Metafísica del alpinismo expedicionario “Hace más de 40 años”…
Han pasado 42 años desde que Fernando Martínez y yo estuvimos intentando alcanzar la cima del monte Sarmiento, ese monumento de la Tierra de Fuego, un Everest sobre el mar…
En aquella ocasión -Dios y el destino- nos había escrito unas páginas colmadas de tragedia… eran esos años en los que muchas de mis expediciones se veían envueltas en situaciones misteriosas, en los mismos límites de la vida…
Fernando, el Brujo, como le conocían en la montaña, fue golpeado violentamente… por un bloque de hielo que caía de lo alto… mientras escalábamos la barrera de seracs, encima del glaciar Blanca…tras haber cruzado la selva fría desde la bahía Escandallo entre los canales fueguinos…
A esta secuencia le sucedió otra, en la que ambos nos refugiamos en una pequeña cornisa inclinada al precipicio… pesimamente asegurados, -Fernando continuaba inconsciente- mientras comenzaban a caer, a nuestro lado -uno tras otro- enormes bloques de hielo, con un ruido sobrecogedor…
No puedo explicarme como pudimos quedar ambos milagrosamente (¿) retenidos en la caída… y cómo pude asegurar el cuerpo de mi amigo, que se movía incontroladamente en su total inconsciencia…
Aquella cornisa era nuestra tumba… y ante esa evidencia… viví momentos desesperados de indudable consistencia metafísica…
Mis desvelos, esfuerzos y oraciones… me llevaron a una de esas vivencias místicas llenas de misterio… Contra toda lógica las avalanchas de hielo -que se repitieron durante las dos noches que pasé junto a Fernando, hasta que murió- pasaron una veintena de veces a nuestro lado sin tocarnos…
Mi fervor desesperado me introdujo en ese último refugio… estado mental y espiritual para quienes se han despedido de la vida… y tratan de ver cómo será lo que sigue… con tranquila resignación… sin estímulo, viendo la cara de Lola y de mis hijos Bruno, Elena, Paula… tan pequeños…
¡¡Qué tremenda vivencia!!…¡¡Que misterio más fascinante y dramático al mismo tiempo!!
Yo me salvé… del bloque de hielo… 2. de las constantes avalanchas… 3. De que se saliesen las clavijas “tornillos stubai”… en hielo y nieve inconsistente… soportando mis rapeles…

Fue un espléndido fracaso alpino en una zona –en aquellos tiempos- desconocida. También, sobre todo, una honda tragedia, dejando el cuerpo de mi amigo sujeto a un trozo de cuerda en el borde del acantilado de hielo… (“Tumba de Hielo” y “Patagonia País de los gigantes”) Ed. Desnivel.

Muchos años después
A 57 años de la primera ascensión de Carlo Mauri y Maffei… Y a 42 años de aquella odisea trágica contada más arriba…
Y también diversas tentativas, cómo la del equipo de “Al Filo”, nada menos que con Zabalza, Iñaki San Vicente y J.C. Tamayo… año en el que las tormentas no les dieron ninguna posibilidad…
Ahora ya no son exploradores los que penetran en las montañas, con algunas excepciones… sino deportistas que ejercen con magisterio el duro oficio del alpinismo, personas como la argentina Natalia Martínez, que alcanzó la fama cuando efectuó la segunda repetición del Sarmiento (2.207 m.)
En estos últimos tiempos Natalia Martínez ha sido rescatada en Alaska, cuando pretendía realizar la travesía en solitario del monte Logan entre una tormenta ártica…
Hoy día se escalan dificultades extremas, paredes heladas y extra-plomadas…
Hay miles de escaladores, alpinistas y expedicionarios por cualquier latitud de la Tierra…
Pero… por culpa de esta profunda revolución del alpinismo, las montañas ya no son ese mundo luminoso lleno de misterios y situaciones metafísicas… Ahora la vida está entregada a la física, el alpinismo es física y técnica… casi no existe el alpinismo de exploración… Y ya no volveremos a ir a los canales de Tierra de Fuego para descubrir aquél “Everest o Cervino sobre el mar”, como escribió Saint Loup del monte Sarmiento… Y muy pocos son los alpinistas, andinistas o expedicionarios, que evocan o evocaran en sus memorias la oraciones fervorosas, las vivencias del espíritu, confesando pesares, miedos… y desventuras…
Ahora ya no son exploradores los que penetran en las montañas, con pocas excepciones…hoy en día son deportistas que ejercen con magisterio el duro oficio del alpinismo…



“Ir tras el horizonte en donde los sueños duermen”
Soy un peregrino que sube vértices de roca y de hielo… y luego recuerda… y cuenta… y sigue caminando.
Técnico superior de alta montaña, guía de alta montaña, periodista de titulo, estudios y practica, doctor en periodismo, académico de la Real Academia de Doctores de España.
Ha escalado en todas las latitudes desde oriente a occidente y desde el ártico al antártico.

César Pérez de Tudela en la primera invernal a la Rabadá-Navarro por César Pérez de Tudela, Pedro Antonio Ortega "El Ardilla", Miguel Ángel García Gallego y José Ángel Lucas. Cara Oeste del Naranjo de Bulnes. Macizo Central de Picos de Europa. España. Spain. Macizo Central de Picos de Europa. España.

César Pérez de Tudela en la primera invernal a la Rabadá-Navarro por César Pérez de Tudela, Pedro Antonio Ortega “El Ardilla”, Miguel Ángel García Gallego y José Ángel Lucas. Cara Oeste del Naranjo de Bulnes. Macizo Central de Picos de Europa. España. Spain. Macizo Central de Picos de Europa. España.

Y ahora, muchas veces pienso que soy mayor…

« Página anteriorPágina siguiente »

© 2008 El Blog oficial de Cesar Pérez de Tudela
Todos los derechos reservados
Blog creado por: www.ra-marketing.com