Comentarios de verano

Comentarios de verano

Dramas en las montañas lejanas.

Hace unos días se dio por muerto al alpinista Luis María Barbero, en las montañas del Karakorum, en Pakistán. Nadie sabe si llegó a la cima del Gasherbrum II, la montaña que le había fascinado. Ninguno de sus compañeros de expedición intento rescatarle, cuando él hacía señales con su linterna desde 7.600 metros, señales que fueron contestadas sin que nadie saliera en su socorro, posiblemente desanimados por el mal tiempo.

El alpinista Luis María Barbero.
El alpinista Luis María Barbero.

Casi nadie se ha enterado de esta honda tragedia. Los medios son así.

Barbero, el alpinista de Alcoy, murió solo, posiblemente enfermo y perdido. Yo deseo que tuviera una muerta dulce y apacible, soñando con las arenas cálidas de las playas levantinas.

Por el contrario las noticias son constantes sobre la dura espera del alpinista Oscar Pérez, del Club Peña Guara de Huesca. Oscar se cayó y se lesionó gravemente mientras escalaba la arista noroeste de una montaña que denominan Latok III, también en el Karakorum de Pakistán.

Su compañero le dejó medios para subsistir a 6.300 metros, mientras él descendía al campo base para pedir socorro. El rescate se está gestionando muy bien. Asuntos Exteriores, helicópteros del ejército, alpinistas de su club, prensa y noticias. Ojalá le puedan salvar.

Yo siempre estuve muy unido a los alpinistas perdidos o desamparados, insistiendo en la necesidad de crear servicios que rescaten y salven, aunque ahora Asturias, Cataluña y alguna región más quieren poner precio a los salvamentos, que es tanto como poner precio a la vida y a la muerte.

¿Cuándo la acción en la vida

es valiente y cuando es una imprudencia?

El riesgo define la vida y quizás pueda hacerla más valiosa. ¿Hay riesgo mayor que la vida misma?.

-¡Dios mío, dame fuerzas para seguir con vida! ¡No permitas que me quede aquí arriba!

La epopeya siempre surge en los escenarios de los grandes dramas, en donde el hombre encuentra el misterio de su propio “ser”. La pasión por vivir con sentimientos siempre propicia situaciones límites.

Y yo creo que los salvamentos de los valientes, son los que nos salvan a todos los demás de nuestro miedo a la vida.

7 comentarios sobre “Comentarios de verano

  1. Estimado César,

    Muy buena la reflexión que haces de estos temas: por un lado de lo que sí estamos informado y de lo que no, que aún siendo lo mismo, dos personas con necesidades de rescate “urgente”, de una nos enteramos y de otra no…
    Y sobre el qué marca la imprudencia y qué no, qué decir que no se haya dicho ya ¿verdad?

    Saluz y montañas !!

    1 abrazo, Diego.

  2. Hola César, soy Lukene, sobrina de Luis Maria Barbero. Quería darte las gracias por acordarte de nuestro tío; en su caso no pudo ser; por mal tiempo, por mala suerte o por lo que fuera; el caso es que los días pasan y la información va fluyendo hacia una historia muy diferente a la que en principio se contó; me gustaría saber la verdad y evitar versiones personales y conjeturas particulares, pero quizás nunca sepamos lo que pasó; no voy a entrar en detalles en lo que parece que sucedió porque al final lo importante es que no ha podido volver; y como él Oscar tampoco lo ha hecho, y se le haya dado más valor mediático, burocrático o del tipo que sea, de lo cual me alegro muchísimo porque al final lo que se ha visto es a un gran compañero y un gran club y gente en la montaña con valores humanos y verdadero valor, el caso es que no se ha podido conseguir y Oscar quedará allí como quedó mi tío: por eso es importante resaltar el valor de su compañero y de la gente que se implicó en el rescate, porque esta gente es la que hace posible que la montaña merezca la pena y que sus familiares duerman tranquilos cada noche aunque la tristeza sea la misma. Un fuerte abrazo

  3. Hola buenos dias.
    Soy la tia de Sara la hija de Luis, gracias por recordar a Luis. La diferencia de un caso a otro es la siguiente Oscar estaba con compañeros y Luis no, las personas que estaban en la montaña los unico que les importaba era los objetivos no las personas era mas facil darle por muerto y traer GI que buscar a Luis.

  4. Hola César:
    Asiduamente leo tu blog y me ha resultado muy interesante la reflexión que haces en el contexto de la trágica noticia del alpinista Luis María Barbero (aprovecho para dar mi más sentido pésame a sus familiares). De forma tangencial te refieres a la intención (o mala intención) de cobrar los rescates de montaña por parte de algunas autoridades. El alpinismo está lleno de gente que, como yo, somos pequeños aficionados que disfrutamos anónimamente de pequeños proyectos que a la vez constituyen pequeños retos personales. Desde mi perspectiva de montañero anónimo, pero a la vez médico de profesión dedicado a la medicina pública, esta idea del cobro de los rescates me pone los pelos de punta y el miedo me invade ante la visión del peligro real que entraña y que no es otro que la evolución del estado de protección social hacia la cultura del “sálvese quien pueda”. La idea del cobro de los rescates no es impopular entre la población general que tiende a la fácil reducción al absurdo de “no haberse metido ahí”. Sin embargo, esta medida encierra de forma siniestra el castigo a aquellos a los que es más fácil culpar que entender. Así, por ejemplo, detrás podrán venir las negativas a costear los problemas de salud de los fumadores, “aparentes culpables” de sus enfermedades, mientras el estado se nutre de los impuestos que los mismos fumadores pagan. No puedo evitar preguntarme dónde está el límite de estas medidas y no quiero jugar en el terreno de juego de quien las plantea, lo que sería realmente fácil lanzando una simple pregunta ¿qué genera más coste para el estado, los accidentes de montaña o las consecuencias del sedentarismo? Prefiero seguir pensando que la protección de la vida humana es una obligación del estado con independencia del motivo, conducta o actitud que la halla puesto en peligro. Por eso pienso que es importante que gente de tu prestigio luche contra estas medidas que atentan contra los derechos más básicos de los aficionados a la montaña.
    Enhorebuena por tu blog y saludos.

  5. César, creo que no se debe meter el dedo en la llaga, parece mentira que tú que subes y conoces todas esas montañas, digas que no se le ha querido rescatar a Luis, hay situaciones en las que por mucho que se quiera es imposible conseguirlo. Tambien creo que tú deberías saber que cuando uno decide dar un paso, es el único responsable en lo que ocurra, si a pesar de que la montaña no te permite subirla, tú te empeñas en hacerlo, eso es lo que puede suceder. Creo que has tenido varias experiencias de ello. Si tienes una enemistad personal con alguna de las personas que estaban en esas montañas, porque no iban juntos en un equipo, esta es una jugada muy baja, pero ya he visto algunas intervenciones tuyas con otras personas y desde luego dice mucho en tu contra. Si como alpinista se te valora, lo demás deja qué pensar.

  6. A Marisol.
    Marisol. Yo no sé quién eres tú, pero tú si sabes quién soy yo, por lo que estoy en inferioridad de posición. Es lo que tiene participar en estos modernos foros de opinión, en los que suelen ocultarse injuriadores, y gentes poco nobles que se amparan en el anonimato. Por otro lado ser persona conocida es siempre una desventaja.

    Aún así creo que tú has escrito de buena fe y por ello debo tener la cortesía de contestarte.

    Creo que en tu breve nota te refieres a mi artículo del diario El Mundo y a un comentario (web y blog míos) relativo a los pasados sucesos del Karakorum (los del desapareció Luis María Barbero y del inacabado rescate de Oscar Pérez) y siento mucho que hayas llegado a esa conclusión.
    Y si se ha podido desprender alguna estimación desfavorable para Carlos Soria, a quien tú no nombras, esa no ha sido ni mucho menos mi intención.

    Tal es así que al llamarme algunos amigos comentándome este tema, y para dejar clara mi postura, envié un artículo en honor de Soria precisando lo que pudo quedar abstracto o confuso en mi corto comentario, tanto al diario El Mundo como a Desnivel. Puedes leerlo hoy si quieres en este blog.

    Disculpo el contenido poco generoso de tú discrepancia al no coincidir con mis opiniones. Te saluda CP de Tudela

  7. ¿ Habéis visto Telecinco esta noche ?.
    Fueron la hermana y la hija de Luis, ¿ Qué os parece lo que dijo la medium ? Luis le mandó la señal que no llevaba la bandera y que estaba de regreso. Si asi ha de ser ORGULLO POR LUIS SE DEBE DE SENTIR. Logró su objetivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *