Montaña


En España, el término “alpinista” es sinónimo de César Pérez de Tudela. Conversamos con el legendario escalador en una charla que nos transmite la pasión, la fuerza y la curiosidad que mueven su intensa trayectoria vital y viajera.

Si hay un escalador y explorador legendario en nuestro país, ese es César Pérez de Tudela. Aventurero, pionero y viajero al límite que ha explorado todos los territorios y todas las fronteras, incluso las de la propia supervivencia. En sus más de cinco décadas de viajes y expediciones por todo el mundo, pareciera que no hay un paraje que le sea extraño: de las cimas del Aconcagua o el Mount McKinley a las junglas de Papúa o los hielos patagónicos, pasando por el Saigón de la guerra de Vietnam o el Sáhara de la Marcha Verde... Una vida realmente apasionante y siempre repleta de proyectos. Tu Gran Viaje conversa con él acerca del viaje, del miedo y de sus nuevos proyectos en una apasionante charla que transmite la pasión y la curiosidad que mueven la trayectoria vital y viajera de un auténtico Gran Viajero.

Repasando su trayectoria vital, en la que ha llevado sus fuerzas casi hasta el final, en la que ha arriesgado su vida en infinidad de ocasiones, ha sido testigo de guerras, ha sufrido infartos en plena ascensión… ¿Dónde cree que se encuentra su límite?

Yo he tenido mucha suerte. Sigo vivo a pesar de haber estado rozando el final en muchas ocasiones, a las que curiosamente, en algunos casos, no les he dado importancia, considerándolas simples anécdotas inherentes al ejercicio de la vida, haciendo alpinismo. He estado reiteradamente en lo “abierto” sin ninguna asistencia, en pleno riesgo, en una especie de estado de gracia, muy unido a la esencia de mí mismo. Me han ocurrido muchas vicisitudes, las que ahora valoro extraordinariamente, pero sabiendo que de ninguna de ellas puedo vanagloriarme ya que siempre ha llegado la ayuda de lo “Alto”.

¿Cuáles son las mayores enseñanzas que le han brindado la montaña y sus exploraciones?

Hay que esforzarse hasta no poder más. Hay que perseguir con ilusión el anhelo, ese destino de alcanzar la propia esencia –característica sin la cual no somos el qué quisimos ser. La voluntad es la condición fundamental. Hay que seguir hasta la cumbre. Y en los grandes precipicios de la montaña y de la vida el hombre forja la más firme voluntad.

¿Ha sido el miedo un compañero habitual de esas situaciones de riesgo? ¿Cómo se vive con él?

El miedo es una emoción necesaria que nos avisa constantemente del peligro. Es un sentir primitivo que nos mantiene en guardia, y que efectivamente puede resultar incómodo. Cuando el miedo se intensifica surge esa tensión que implica una mayor dilatación arterial y un gran ritmo cardíaco. En los momentos límites el miedo permite ver ámbitos desconocidos y los pensamientos se aceleran (yo lo viví cayendo en el monte Olivia por un precipicio de hielo de 300 metros). Después del miedo llega la paz, tras la liberación de tanta adrenalina.

 

¿De cuáles de sus experiencias está más orgulloso?

Estoy orgulloso de ser cómo soy, que no ha sido fácil. Cuando vuelvo al pasado y me veo afrontando la pared norte del Eiger ( la escalada considerada durante decenas de años la más trágica y difícil de la Tierra, los mejores morían de caída o de agotamiento) reconozco que siento respeto por mí. He sido valiente y eso es para mí lo más importante. Ser valiente alguna vez. Y yo lo he sido en varias o muchas ocasiones.

Tras el éxito de Félix Baumgartner, usted como explorador y alpinista, ¿cree que ha cambiado las percepciones sociales para el patrocinio de expediciones?

El vuelo del salto-basista Baumgartner ha sido algo excepcional, no solo por los medios necesarios para su realización, sino también por haber establecido una comunicación tan completa vendiendo el hecho a cientos de televisiones. Red Bull sabe muy bien plantear su marketing. Mi persona reúne muchas características adecuadas para lograr buenos patrocinios, pero los tiempos actuales no son buenos.

¿Cuál es la última frontera del hombre?

Estar en lo “abierto”, sin ninguna protección social, sin esperar ninguna ayuda, en completa soledad… pero cada vez la “Técnica” se interpone más entre el hombre y el ser (las balizas de socorro, el GPS, las vestimentas y equipos, las comunicaciones vía satélite…) Ya lo dijeron Nietzsche y Heidegger (adversarios radicales del imperialismo de la Tecnología): “La Técnica ha sustituido a Dios”

¿Cuál es el lugar preferido por César Pérez de Tudela?

En esta nueva etapa de mi vida voy a ir a las montañas de los desiertos. Tienen una gran belleza y algunas son incluso difíciles. También recorreré las últimas selvas perdidas buscando a los seres primitivos –esas experiencias son muy aleccionadoras- La Patagonia, sus montañas y sus volcanes, son lugares muy atractivos. Estoy tachando el Himalaya de mis cuadernos. Estos mundos antes tan atractivos y llenos de espiritualidad se han materializado excesivamente y se han masificado, perdiendo gran parte de sus esencias.

César Pérez de Tudela (Madrid, 1940), es alpinista, licenciado en Derecho y Doctor en Ciencias de la Información, y autor de más de una treintena de libros. Uno de los alpinistas más destacados de su generación y probablemente el alpinista español más famoso por sus expediciones, escaladas y aventuras en las montañas de la tierra, entre sus numerosas distinciones destaca la Medalla de Oro de La Real Orden del Mérito Deportivo. Ha sido uno de los mayores divulgadores de la escalada en nuestro país, y su presencia en medios es constante desde hace más de cuatro décadas en televisión, radio y prensa escrita. En su página web escribe un muy interesante blog donde recoge sus comentarios y opiniones sobre viajes, alpinismo, escalada y aventura.

Expedición a las Montañas del Hoggar. Argelia

El Hoggar son unas líneas de montañas en la inmensidad del desierto del Sahara, que forman distintas zonas, surgiendo imponentes, sobre las finas o las pedregosas tierras ocres de ese espacio vacío.

El Sáhara de Argelia es un inmenso territorio situado al sur de los dos grandes “ergs”, como se llama a las grandes dunas, en este caso las orientales y las occidentales. Allí entre ellas, comienza el misterio del Sahara: las ciudades santas de Ghardaia, el oasis de Timimoun, Adrar, In Salah, y más abajo esa enormidad de espacios desérticos, que vistos desde el aire están fragmentados y ennegrecidos, mostrando la extraordinaria actividad volcánica que muchos miles de años atrás se debió producir en ellos. (más…)

Acabo de volver a mi casa. Está caliente y confortable. He dejado mis cosas de montaña extendidas por la habitación que utilizo para guardar botas, sacos de dormir, cuerdas, clavijas y centenares de artefactos destinados para la escalada y el alpinismo. La cuerda estaba todavía llena de nieve helada y mi casco tiene una costra de hielo en el interior. He extendido la cuerda para que se fuera secando.

Después me he relajado pensando que hoy me he ganado el descanso y la tranquilidad. (más…)

Ayer me fui por la tarde a la Pedriza. Y aunque la niebla cubría todas las cimas, era la única zona de la sierra del Guadarrama, que servía de refugio ante el viento y la tormenta.

Necesitaba andar y trepar. Y especialmente esforzarme en la necesaria práctica de la destreza para frenar ese declive que nos persigue desde jóvenes, en mi caso desde hace ya muchos años. No quería por ello dejar de entrenarme. (más…)

Anticipo del libro “Así se hizo periodismo en las cumbres” Extracto del capítulo 5.

Diario de la Expedición de Angel González de la Fuente, editado por la Caja de Ahorros de Zaragoza en 1971

Para evitarme el esfuerzo que ahondar en el recuerdo representa, recurro a transcribir solo algunos párrafos del pequeño libro-diario que escribió ángel González de la Fuente sobre aquella expedición.

Miércoles 4 de agosto 1971.

“En el aeropuerto de Peshawar suena un disparo y precipitándome a la puerta de cristales de la sala de espera veo como uno de los soldados que nos había ayudado yace en el suelo dando gritos. El oficial le había disparado alcanzándole en la ingle. Escena que presenciamos sin salir de nuestro asombro…” (más…)

Página siguiente »

© 2008 El Blog oficial de Cesar Pérez de Tudela
Todos los derechos reservados
Blog creado por: www.ra-marketing.com