Ella murió…

Ella, la australiana María Strydom, estaba agotada por el esfuerzo de escalar el Everest… y se había detenido a 8.000 metros… incapaz de continuar…

Su esposo le dijo -“¿Te importa si continúo? “y ella contesto: -“Sí… te esperaré aquí”

Cuando días después ambos comenzaron el descenso se manifestó el verdadero mal de María, que no era solo cansancio, ella hablaba incoherentemente, quizás víctima de un derrame cerebral producido por un edema… Él… cuando recordó que disponía de Dexametasona la inyecto una dosis, quizás ya tarde, tras frecuentes alucinaciones entre periodos de lucidez… Ella, una profesora universitaria que junto a Gropel, su esposo, querían realizar el Trofeo de las 7 cumbres… murió en brazos de su marido que no supo valorar la gravedad del cansancio (?) a los 8.000 metros…

A mí me ha interesado especialmente este dramático suceso… Este cronista estuvo cinco días y seis noches en el Aconcagua siendo víctima de constantes alucinaciones- bajando por precipicios de hielo, cruzando torrentes… alternados con breves estados de lucidez… lo que escapa y difiere de los síntomas propios del mal de altura y se refieren más a los derrames cerebrales…

Aquella terrible aventura pudo ser el fin, mi fin… por los derrames cerebrales y por estar perdido por aquella inédita zona andina, cinco noches y seis días sin parar, comer ni dormir… viendo y viviendo lo que he detallado en varios de mis libros, en los que intenté rehacer la tremenda vivencia… Derrames cerebrales… Ahora 47 años después, es cuando empiezo a valorar y descifrar mejor la gravedad de tantas experiencias, vivencias y situaciones que han enriquecido mi vida fascinante muy cerca de ese fin…

 

Alberto Iñurrategui, Miguel Zabalza y Juan Vallejo, son tres activos alpinistas españoles, posiblemente los que han efectuado más actividades en el Himalaya…Tenían como objetivo realizar la travesía de las cimas del Gasherbrum I al Gasherbrum II, en el Karakorum, pero el mal tiempo les había obligado a posponer el proyecto.  Cuando se encontraban en el campo base preguntaron por un alpinista italiano que habían conocido días antes… Otros compañeros les dijeron que lo habían visto por última vez en el Campo 3, por encima de los 7.000 metros, y que decía cosas inconexas… Zabalza, Iñurrategui y Vallejo dedujeron que el italiano estaba con problemas… y salieron en su búsqueda, logrando llegar a él doce horas después…  El italiano Valerio Annovazzi, de 59 años, había llegado a la cumbre del Gasherbrum –II, encontrándose deshidratado, y con algunas congelaciones… sin atreverse a bajar en los cuatro días transcurridos… sin comer, ni beber apenas… Los tres alpinistas vascos se ocuparon del veterano italiano y tras alimentarlo y medicalizarlo le ayudaron a descender al campo 2  en donde pernoctaron…asegurándole en todo momento bajando hasta llegar al campo SCAN0004 SCAN0005 SCAN0001base. Un ejemplo de humanidad alpina y montañera que está por encima del mérito de haber logrado su propósito de enlazar en travesía las cimas del G1 y del G2. Lo primero es salvar una vida.

Gracias… ¡¡ Habéis demostrado que sois de los buenos !!