Vuelve la mística
Según el materialismo dialéctico, todo en la vida tiene que estar respaldado por la razón. Pero mucho antes que la Ilustración, los místicos, desde Raimundo Llull a Giordano Bruno o Teilhard de Chardin, nos habían dicho que la vida estaba escrita y que el ensueño que la cobija es por lo menos tan real como los laboratorios de ensayos científicos.
Ya comienza a ser hora de que estudiemos esta rama de la existencia. ¿Cómo se curan las heridas del alma? ¿Cómo actúa la razón en la felicidad? ¿Cómo se supera el dolor? ¿Cómo se busca el consuelo?
Hay que realizar el gran esfuerzo de relacionar la mística con los más recientes hallazgos de la ciencia. La mística solo ha traído el bien al hombre dilatando su conciencia y mejorando su vida, haciendo transcender los sentidos y ennobleciéndolos. Así se está ya estudiando en Oxford o en Princepton. La Mística retorna.
Otro día trataré de entrar en las consideraciones del moderno alpinismo ¿Mística o Hecho deportivo? Me refiero a escalar en solitario y sin cuerda las paredes extremas y efectuar  luego el salto, lo que denominan “Solo base” IMG_0914