Medio Siglo de la primera Española a la pared NE del Badile

Yo siempre me preocupe del presente y del futuro, mucho más que del pasado y por ello nunca celebré los aniversarios.
El primero estuvo a cargo de una generosa iniciativa del Glorioso Mester Viajero, fundado y presidido por el inolvidable Jesús García y Jiménez,  que organizo el 40 aniversario de la Primera escalada Invernal de la pared Oeste del Naranjo de Bulnes… Se celebraron conferencias en Madrid y en Cabrales, en donde se presentó el libro sobre “Hechos, mitos y leyendas del Naranjo de Bulnes” y  aquél recuerdo resultó muy gratificante, ya que en España la escalada invernal tuvo una enorme repercusión en los medios de información y que aún recuerdan personas que nada tienen que ver con la escalada o el alpinismo.
El Piz Badile, Alpes suizos
1967, en julio hará 50 años, era la época gloriosa del gran alpinismo clásico, quizás el final de aquellos inolvidables años, en el que los Alpes fueron las montañas de referencia mundial… Las cinco grandes paredes nortes… Badile, Lavaredo, Grandes Jorasses, Cervino y Eiger… Cada una de ellas por si solas significaba entrar en el alpinismo internacional…
“A cuantos “ochomiles” equivaldría una de aquellas escaladas”,  fue la gran frase del alpinista bilbaíno Ángel Landa, el compañero de Pedro Udaondo…
La pared NE del Pizzo Badile, en las montañas de Bondasca, fue considerada como el mayor baluarte granítico de todos los Alpes, por Bonacossa, el autor de la guía alpina de 1936, cuando aún la pared no había sido escalada.
La primera escalada de esta pared la efectuó Ricardo Cassin, junto con sus compañeros Expósito y Ratti, durante los días 14, 15 y 16 de junio del año 1937.
Fue un acontecimiento histórico, no solo por la escalada en sí misma, sino también por la tragedia que acompaño a ésta efemérides. Molteni y Valsecchi que escalaban la montaña por delante de la cordada de Cassin, se fueron debilitando a causa de la dureza de la escalada y las condiciones que imponía la tormenta…
-“Con esa fuerza de voluntad que solo se forja en la verticalidad de la montaña y que solo el escalador conoce…” -dijo Cassin…  los cinco alpinistas continuaron hacia la cumbre.
Entre remolinos de nieve Molteni murió de agotamiento y al día siguiente Valsecchi, al darse cuenta de la falta de su compañero, cayó exánime sin pronunciar palabra alguna…
Doce años después:
La escalada de Gastón Rebufatt tuvo lugar doce años después… en 1949
“La historia dramática de la primera ascensión contribuyó a que la escalada no se repitiera, hasta muchos años después…
“El Piz Badile tiene una altura modesta de 3.308 metros, pero cara norte tiene 900 metros de alta, una pared lisa, recta y regular… y durante muchos años, la gran dificultad, el alejamiento y el recuerdo de la primera trágica ascensión  apartaron a los alpinistas “
La primera escalada española
La revista Peñalara, verdadero archi01-081 01-083 Badile... Pared NE del Badilevo del alpinismo español, dedicó 27 páginas de letra pequeña, en su número  374, del tercer trimestre de 1967, contando los relatos de Cassin y de Rebufatt… para ilustrar el acontecimiento, junto a la editorial que también nos fue dedicada íntegramente y que me gustaría haber podido  transcribir…
Curiosamente yo me limité a una narración muy escueta, mencionando repetidas veces a mi compañero Miguel Ángel Herrero, mi maestro, con quién siempre deseé realizar la gran escalada, lo que significó la concesión de la Medalla de Oro por actividad de la Federación Española de Montañismo para ambos, año histórico en el que también pude escalar la pared norte del Lavaredo, en las Dolomitas, junto a Salvador Rivas Martínez, lo que me valió ser declarado, ese mismo año, el mejor alpinista de la Madrid y zona Centro…
Han transcurrido 50 años desde entonces…
Y aún querría seguir subiendo esos cinco o seis edificios volcánicos, esparcidos por varias regiones de geografía, para culminar mi proyecto sobre los “Volcanes de la Tierra”.
¡¡ Qué Dios me ayude en mí empeño !!